lunes, 11 de junio de 2007

LA VERDAD INCÓMODA.

Para empezar explicaremos quien es Al Gore... Al Gore se supone será la oposición a George W. Bush Jr. en las próximas elecciones presidenciales del 2008 en EE.UU. y ha sido responsable de un nuevo documental llamado "An Inconvenient Truth" ("Una Verdad Incómoda") sobre el cambio climático centrado específicamente en el calentamiento global. Izquierdistas de diverso pelaje y supuestos altruistas se han sumado a esta corriente que invita a por ejemplo: "Pedir a la compañía eléctrica que cambien a energía renovable. Si dicen que no la disponen, preguntar por qué" (sic) o a usar lamparitas que consuman menos energía para evitar justamente este calentamiento global que genera el cambio climático, nos quieren hacer creer que en nuestras manos está el detener esta catástrofe como problema separado dentro del capitalismo, que este sistema de relaciones sociales mercantiles y todas las empresas que nos explotan a nosotros y a nuestros hermanos son responsables en la misma medida que nosotros.

Pero la verdad incómoda es que por mas que todos los proletarios sufran un ajuste de cinturones aún mas fuerte, esta catástrofe seguirá su curso porque las empresas y fábricas de la burguesía que contaminan lo seguirán haciendo y obviamente su nivel de impacto es mas alto y decisivo en ese aspecto que el nuestro.

La verdad incómoda es que esta civilización actual es a mediano o corto plazo incompatible con la vida sobre este mundo, y esta visión catastrófica de nuestro futuro es tomada por los políticos de izquierda a derecha para postularse como la solución a este problema, "no hay vida fuera del sistema capitalista" nos gritan de una manera u otra periodistas, gobernantes y demás burgueses... temen que nuestra rabia salga del cauce del reclamo intrascendente y la queja.

La verdad incómoda es que el ecologismo es una respuesta capitalista a los excesos de este sistema, cuya base pretende dejar intacta, por lo tanto su lucha no llega ni a ser reformista, sean parlamentarios o anti-parlamentarios, independientes u oficialistas.

La verdad incómoda es que la utilización del discurso ecologista/catastrófico, como todo discurso de nuestro enemigo histórico, nos ofrece supuestas soluciones individuales y democráticas, quitándonos de la cabeza la posibilidad de una revolución social contra la democracia y el capitalismo, causa fundamental de estos problemas medioambientales.

La verdad incómoda es que no somos débiles porque estamos separados, estamos separados porque aún somos débiles, y que estas luchas parciales solo sirven para la adaptación, el recicle y el mejoramiento de la dictadura democrática del Capital.



# Junio 2007. Panfletos Subversivos
http://www.panfletossubversivos.blogspot.com/

2 comentarios:

3kantino dijo...

Podemos luchar por al revolución, pero al mismo tiempo ser ecologistas. Lo uno no implica la negación de lo otro.
La generalidad es la que comentais, que el ecologismo solo parchea la realidad capitalista, pero ¿no es mejor parchear y a la vez luchar por cambiarlo?

Parchea y denuncia.

Anarquía implica ecologismo

La Otra San Luis-Capital. dijo...

Nos llegó la dirección a nuestra bandeja de entrada de La Otra Campaña en San Luis Potosí-Capital - México.

Difudniremos su esfuerzo que es el de todos, y sintámonos solidarizados que estamos trabajando por un mismo fin, un muendo más justo y vivible.

Saludos combativos y de resistencia.

La Otra San Luis-Capital.